Pedro CIFUENTes

Pedro CIFUENTes

07-04-2022

19:38

Este soy yo un día cualquiera a las ocho de la mañana. Llevo despierto desde las cinco (o incluso antes) dibujando en tranquilidad, cuando todos duermen, y preparando las clases.

Acabo de charlar un rato sobre trivialidades en la estupenda tertulia matutina de cinco minutos que tenemos en mi centro. Sala de profesores. Compis con sus historias en casa. Compis esperando a entrar en acción.

Suena el timbre, que en nuestro caso es una canción seleccionada por la chavalería. Suelen tener buen gusto. Hace unas semanas era Space Oddity, ahora mismo es una cosa que no controlo.

De camino a mi aula de proyectos tengo la cabeza llena con mogollón de cosas. Me atrevería a decir que a todos nos sucede igual.

Hemos escuchado las noticias, hay líos en casa… estamos pasando un mal año… qué se yo.

Pero básicamente: acaba de comenzar tu jornada y ya te sientes así…

Y por si fuera poco, llegas a clase y aquello es más o menos de esta forma.

Así que suspiras preparando tus cosas, esperando que la gente se tranquilice, pidiendo un poco de silencio, hablando con alguien que te enseña un libro o un cómic, otra que te muestra sus nuevos rotuladores de #lettering…

Y unos dos o tres minutos más tarde empiezas con tu show. Buscas el primer sorbo de café, lo saboreas, te vuelves a subir la mascarilla y vuelves a mirar hacia la clase, que espera tu señal para empezar.

Es el momento del día que más me gusta.

Un momento en el que, de repente, los veo a todos así.

Y es cuando recuerdo que ellos también tienen pufos y mierdas. También están preocupados por el devenir del mundo.

También les inquietan cosas que no entienden, les da miedo el futuro y sienten algo de ansiedad.

Pero hay una diferencia sustancial entre su situación y la que tú experimentas. Tú eres su profesor.

Y en estos tiempos que corren, tal como andan las cosas, más que nunca eres su profesor.

Así que suspiras de nuevo, tragas saliva…

Dejas de pensar en la puñetera falta de recursos…

Dejas de pensar en los caos organizativos, en los mensajes de los medios, en los cambios de ley…

Dejas de pensar en los debates estériles por twitter…

Dejas de plantearte si eres un dinosaurio viejuno o un puñetero innovador…

Y te pones a trabajar.

Te pones a transmitir ilusión.

Aunque tu vida sea una mierda y te ahogue el pesimismo… dentro del aula toca hacer de tripas corazón por muy difícil que sea…

Por muy desagradecido que parezca a veces…

Y transmitir ilusión. No se cómo lo veis, queridos compis, pero yo lo veo así.

Besitos a los que estáis de merecidas vacaciones, los que las iniciáis estos días… y recordad lo que decía Han Solo…

“No te preocupes, la nave aguantará (eso espero, que aguante)”



Follow us on Twitter

to be informed of the latest developments and updates!


You can easily use to @tivitikothread bot for create more readable thread!
Donate 💲

You can keep this app free of charge by supporting 😊

for server charges...