Fer 🌻

Fer 🌻

11-05-2022

16:55

Es probable que tengas uno de estos libros en tu casa. Puede que lo hayas usado en el instituto, hojeado en una biblioteca, leído en un viaje. Pero quizá te interese saber que el diseño de la colección Austral es más importante de lo que parece, y estos son algunos motivos:

Diseño vanguardista llevado a las masas. Los libros Austral usan elementos rompedores con el libro de bolsillo tradicional: colores codificados, uso de duotonos, distribución visual limpia. Son incluso más llamativos que los libros Penguin, conocidos por su diseño consistente.

Un autor misterioso. La identidad del diseñador de estas portadas se desveló recientemente. Fue Attilio Rossi, italiano, exiliado del fascismo, pionero del diseño editorial y gráfico argentino. Rossi tiene una prolija obra gráfica y pictórica objeto de diversas exposiciones.

Un símbolo accidental. Rossi había propuesto usar un oso polar como isotipo de la colección. Nada más y nada menos que José Luis Borges objetó a su idea, ya que en la Antártida no había esos animales. De ahí que se usara el ya mítico Capricornio.

Una mezcla tipográfica. En su época dorada, los Austral usaron varias tipografías geométricas y luego humanistas. Destacan las Futura, Erbar Grotesk o las Kabel. Finalmente, se hizo común el uso de Gill Sans al estilo Penguin.

La decadencia. En los sesenta, la colección entró en declive. Apareció competencia con títulos más modernos y diseños vanguardistas. Destacan los Destino, los de Daniel Gil de Alianza Editorial o los de Jordi Fornas para Edicions 62, ejemplos del estilo de los swinging 60s.

Identificar la época. Se pueden identificar estos Austral porque sus títulos se componen en Univers y porque suprimen la portada interior color crema con tipografías didonas. Además, baja la calidad de las ediciones. El papel es malo y el encolado muy endeble.

La renovación: en 1985, la colección experimenta un cambio sustancial. Se encarga su actualización visual a Enric Satué, que utiliza recursos gráficos muy de época: falsa condensada (Futura y Garamond), duotonos más coloridos, y alto contraste en algunos títulos.

Los noventa: en 1997, se produce un cambio de estrategia, y se da a Austral un papel de colección de referencia. El diseño se vuelve más clásico en una tendencia gráfica de los noventa, recuperando a Capricornio. El duotono se suaviza y se pasa a usar ITC Galliard y Gill Sans.

Los 2000. Diez años después, Joaquín Gallego (@Aquilestalon1) recibe el encargo de actualizar los Austral. Se usan elementos muy básicos, con Futura como única tipografía. El duotono se sustituye por un patrón muy propio de la época con texto en distintas tipografías.

(personalmente, debo decir que las de arriba son mis favoritas).

El gran cambio. En 2010, Austral deja de ser una colección para convertirse en sello editorial. Por desgracia, la consistencia gráfica se pierde y se difumina comercialmente. Solo los Austral Clásicos siguen vagamente el patrón clásico con Gotham como tipografía vertebradora.

Conclusión. Hasta este cambio comercial, tenemos una colección consistente visualmente en sus elementos básicos desde su creación. No podemos obviar su relevancia en el imaginario colectivo hispanohablante. Poseer Australes es, indirectamente, preservar un valioso legado gráfico.



Follow us on Twitter

to be informed of the latest developments and updates!


You can easily use to @tivitikothread bot for create more readable thread!
Donate 💲

You can keep this app free of charge by supporting 😊

for server charges...