Marina Díaz

Marina Díaz

20-07-2022

07:15

Pensaba que esto era obvio, pero... ... te voy a contar 3 razones para no dar consejos no solicitados. Así se lo puedes hacer llegar a esas personas molestas que se meten en tu vida. Al final, te ofreceré 3 alternativas mucho más útiles. Dentro hilo:

Meterse en la vida de otros es una fuerte tentación para el ser humano. La gente te aconseja sin venir a cuento sobre tus relaciones, tu trabajo o tu dieta. ¿Por qué lo hacen? Mi teoría:

Hay algunas cosas que a las personas no nos gustan nada: • La incertidumbre. • Que lo que sucede no tenga sentido. • Quedarnos aislados del grupo. ¿Qué pasa?

Que cuando damos consejos: • Sentimos que tenemos las cosas bajo control. • Pensamos que las entendemos. • Adquirimos (en nuestra mente) un mayor estatus en el grupo porque estamos resolviendo un problema. PERO...

... por desgracia, casi nunca funciona. No solo eso: A la gente no suele hacerle ninguna gracia. Quizá no te manden (por educación) a tomar viento, pero eso no quiere decir que sea una buena idea. ¿Por qué?

Razón número 1: la mayoría de las veces, el consejo es inútil Sea lo que sea sobre lo que estás hablando... ... la otra persona lleva días, meses o años pensando en ello. Le ha dado más vueltas que tú y conoce mejor la situación. Ya sé lo que me vas a decir:

«Pero igual yo veo cosas que él no está viendo, ¿no?». «¿Qué pasa si ES VERDAD y TENGO RAZÓN? Por ejemplo, si le digo que deje de fumar porque es malo para su salud». Incluso aunque sea verdad y tengas más razón que un santo, no va a servir. Baja y te digo por qué.

Razón número 2: cambiar es difícil Soy psicóloga clínica. Gente motivada me paga para que les ayude a cambiar. Y aun así, les cuesta. La probabilidad de que alguien ponga en práctica un consejo que otra persona le ha dado sin que se lo pidan es minúscula. Y además:

Razón número 3: estás (casi seguro) deteriorando tu relación con el otro. Un consejo no solicitado es una crítica implícita. A nadie le gusta que le critiquen. ¿Que en un mundo ideal seríamos maduros y nos lo tomaríamos con deportividad? Ya. Pero el mundo no es ideal.

«Vale, Marina: ¿entonces no puedo dar mi opinión?». «¿Y qué pasa si la otra persona está haciendo algo malo o peligroso para ella?». NO TEMAS. Tengo alternativas:

Alternativa 1: escucha DE VERDAD lo que te está diciendo el otro • Mírale a los ojos. • Déjale hablar. • Haz preguntas curiosas. Quizá cuando haya terminado de expresarse te pida tu opinión. Y ahí es más probable que lo que le digas sirva (un poco) más.

Alternativa 2: pregunta «¿te puedo ayudar en algo?» Si lo haces, caben dos opciones: • Que te diga que sí y se muestre receptivo a tu consejo. • Que te diga que no y descubras que lo que la mayoría de la gente quiere no es consejo, sino comprensión y apoyo.

Alternativa 3: emplea tu energía y sabiduría en cambiarte tú Es estupendo que tengas estas ganas de mejorar el mundo. Y nada más efectivo que empezar por la única persona a la que puedes cambiar: tú. Mira TU trabajo, TUS hábitos y TUS relaciones, y enfócate en eso.

¡Eso es todo! Si te ha gustado: 1. Sígueme (@MarinaLunes) para más contenido práctico sobre psicología y desarrollo personal. 2. Retuitea el primer tuit del hilo para que la gente cercana a ti no se meta en tus asuntos si tú no quieres.

Si te ha gustado este hilo, te gustará mi newsletter. Sale todos los días a las 8 am de Madrid y es práctica, entretenida y breve. Es un recordatorio diario para que te cuides y trabajes en lo que te importa →


Follow us on Twitter

to be informed of the latest developments and updates!


You can easily use to @tivitikothread bot for create more readable thread!
Donate 💲

You can keep this app free of charge by supporting 😊

for server charges...